RSS

Archivos Mensuales: abril 2014

Lectio divina en el Triduo Pascual

 

Jueves 17/IV en la Cena del Señor: Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que están en el mundo los amó hasta el extremo, Jn 13, 1

 

Jesús, en la últimacenanoche que iban a entregarlo, celebró la cena pascual con sus discípulos. Los judíos, comiendo cordero o cabrito asado al fuego, panes sin fermentar y verduras amargas, conmemoraban el paso del Señor por Egipto, su juicio en favor de los israelitas oprimidos. Esta fiesta no era un simple recuerdo de lo que Dios había hecho por los antepasados. Los que participaban en ella se reconocían liberados de la esclavitud y daban gracias a Dios por ello: Acordaos de este día en que salisteis de Egipto… Salís hoy… En aquel día harás saber a tu hijo: ‘Esto es con motivo de lo que hizo conmigo el Señor cuando salí de Egipto’, Ex 13, 3-4.8. La liberación de Egipto culminó en la Alianza del Sinaí, que quedó sellada con la celebración de un sacrificio de comunión: Entonces tomó Moisés la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: ‘Esta es la sangre de la Alianza que el Señor ha hecho con vosotros’, Ex 24, 5-8. Jesús actualiza el pasado, pero no se queda ahí. Se proyecta hacia el futuro. El mismo va a pasar de este mundo al Padre y anticipa su inminente Pascua en aquella cena. El derramamiento de su sangre sellará una nueva Alianza entre el Padre y la humanidad. La Iglesia partirá el pan y beberá el vino en memoria de Jesús. Cada eucaristía será recuerdo y actualización de la Pascua de Jesús con la nueva Alianza; y también anticipación de su regreso final con la consumación definitiva del Reino. Así Pablo recordaba a los cristianos de Corinto que sus eucaristías eran testimonio de fe y esperanza: Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor hasta que vuelva, 1Cor 11, 26…

Para leer el artículo completo, haz click en la pestaña Lectio diaria.

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 de abril de 2014 en Biblia, Lectio Divina, Liturgia

 

Etiquetas: , ,

Lectio divina en Semana Santa

ramos

Domingo de Ramos 13/IV: ¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Viva el Altísimo!, Mt 21, 10.

El Templo se ve magnífico desde el Monte de los Olivos. Vamos hacia allá. Jesús avanza sentado sobre un pollino. Nosotros estamos entusiasmados. Bailamos, agitamos ramos de olivo y gritamos vivas al heredero de David y al Dios de nuestros padres, que cumple sus promesas. Nos sentimos felices porque los días de nuestro sufrimiento se terminan. Ya no habrá más opresión ni desigualdades sociales ni apuros económicos. Jesús se sentará en el trono de los reyes de Israel e inaugurará un reinado de libertad, de concordia y cooperación, de paz y justicia, de prosperidad.

La mañana ha comenzado alegre y luminosa. Sin embargo la fiesta no nos dura demasiado. En seguida oímos hablar de traiciones, de tristeza y angustia, de abandonos y cobardías, de detenciones y juicios sumarísimos, de escarnio y crucifixión, de incomprensiones y soledad, de muerte y sepultura. Y cada a uno a su casa, desengañados y cariacontecidos. Suspiramos: Nosotros esperábamos que él fuera el futuro liberador de Israel, Lc 24, 21.

Para leer los demás días de la semana, haz click en la pestaña Lectio diaria.

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 de abril de 2014 en Biblia, Lectio Divina, Liturgia

 

Etiquetas: , ,